Mojácar

La Escuela Infantil de Mojácar ha abierto sus puertas al nuevo curso.

 

La Escuela Infantil “Garabato” abrió sus puertas el 2 de septiembre para recibir a los 53 niños que, de momento y a la espera de las nuevas incorporaciones, son los alumnos más jóvenes del municipio.

            La Escuela Infantil admite niños desde cuatro meses hasta tres años que ya se incorporan al Colegio Bartolomé Flores. No obstante, aunque cuatro meses seria la edad mínima recomendable para incorporarse a la Escuela Infantil, sí admiten bebés más pequeños, en atención a las madres que por motivos de trabajo necesitan que se hagan cargo de sus hijos.

            El Ayuntamiento de Mojácar, a través de la Concejalía de Obras, se ha encargado, como todos los años, de hacer los trabajos necesarios para que la Escuela Infantil abra sus puertas con plena seguridad para los niños.

            Este año se ha renovado el suelo de la zona de juegos con un caucho especial para instalaciones preescolares con divertidos diseños y combinaciones de colores que despierten la curiosidad e impulsen la movilidad en edad de gatear o en sus primeros pasos. Este revestimiento es confortable para jugar, fáciles de mantener y no requieren el uso de contaminantes tóxicos para su limpieza.

Todo el patio, 250 metros cuadrados, han sido recubiertos con este material y se han instalado columpios nuevos y otros juegos.

            Se han revisado todas las instalaciones y servicios: pintura de paredes, puertas y ventanas, cubiertas, rejas, baños, comedor y cocina además de la poda y repaso de la jardinería que han dejado a Garabato como nueva, lista para recibir a  los alumnos para la “vuelta al cole”.

            Los niños, de todas las nacionalidades, se irán incorporando en  grupos según su edad. Cada grupo recibe el nombre de un simpático animalito que ellos reconocen: así los bebés son tortuguitas, con un año pasan a ser canguros o koalas y ya con dos años se incorporan a leones o loros. Una evolución que los niños identifican y relacionan sin competencias y de manera divertida.

            En la Escuela Infantil de Mojácar trabajan 8 educadoras especializadas en educación infantil, una cocinera, una pinche y dos personas dedicadas a la limpieza.

            Es de destacar que esta escuela dispone de una cocina en la que se elabora la comida diariamente con menús especializados según la edad, diseñados por nutricionistas y aprobados por la Consejería de Salud. Los alumnos comen con sus platos recién elaborados al igual que podrían hacerlo en sus casas, eliminando catering, transportes y manipulación de alimentos.

            Todos los alumnos reciben una subvención de la Junta de Andalucía con ayudas que varían según  la capacidad económica de las familias y según los baremos de la propia Junta. La posibilidad de incorporación de nuevos alumnos permanecerá abierta todo el año ya que cada dos meses se abre un periodo nuevo de inscripción.