Mojácar

Tercera edición de los Indalos de las Flores en Mojácar

 

 

         Mojácar celebra este fin de semana la tercera edición de los Indalos de Mayo, con la que los vecinos de la localidad conmemoran la llegada de la primavera de la mano de su peculiar distintivo: el indalo.

         Desde el viernes 25 y hasta el domingo 27 de mayo, Mojácar se encuentra inundada aún más de flores y música que los vecinos y visitantes pueden ir descubriendo por las calles y plazas de la localidad.

         Los Indalos de las Flores está organizado por la Asociación de Comerciantes de Mojácar Pueblo, en colaboración con el Ayuntamiento de la localidad y de todos los vecinos que se esmeran especialmente en estos días para que el pueblo luzca aún más bonito y lleno de sorpresas.

         Cerca de seis mil flores serán utilizadas para decorar los 9 indalos, de dos metros de altura, se han instalado en diferentes plazas de la localidad, decorados completamente de flores, tanto por los vecinos como por los visitantes y turistas que se han acercado para a descubrir y disfrutar de una Mojácar vestida de gala.        

         Por primera vez se instalará un Indalo de Flores en la Fuente. El resto se repartirán entre la Plaza Rey Alabez, Plaza Nueva, Plaza de la Iglesia, del Parterre, del Ayuntamiento, del Caño, de las Flores y del frontón.

Nueve plazas son las protagonistas de los Indalos de Flores que compiten por el premio al mejor Indalo de Flores 2018 que un jurado internacional será el encargado de elegir.

También por primera vez se incorpora una verbena popular de farolillos que complementa las actividades que se irán desarrollando por todo el pueblo a lo largo de estos días.

         Unas fiestas, en suma, originales, que cumplen este año su tercer año consecutivo de celebración y que son la original respuesta a las “cruces de mayo” que en Mojácar toman la  forma de su milenario símbolo.

         Un motivo más para visitar uno de los Pueblos más Bonitos de España que busca fórmulas para disfrutar de una manera diferente del buen clima, de las diferentes instalaciones y establecimientos de los que dispone Mojácar, destinados al tiempo libre y de ocio.