Mojácar

El Parador Nacional de Mojácar celebra el 90 aniversario de la red

 

 

 

El Parador Nacional de Mojácar, único en la provincia de Almería y uno de los sólo 16 que hay en Andalucía, se ha sumado a la celebración del 90 cumpleaños de la red con una jornada de puertas abiertas.

         Si bien el primer Parador, el de la Sierra de Gredos, data de 1928, Mojácar no contó con el suyo hasta 1966.

         El tesón del por entonces Alcalde, Jacinto Alarcón, hizo el milagro y, prácticamente el único establecimiento hotelero de la provincia, fue inaugurado por Fraga Iribarne, incluyendo en el acontecimiento una de las fotos más famosas de la época en la que el Ministro demostraba al mundo, con un bañador muy al gusto de esos años, que las aguas de la zona no causaban ningún peligro pese a las bombas caídas en Palomares.

         Desde ahí, desde ese primer edificio que albergó desde Sus Majestades los Reyes de España hasta lo más de la intelectualidad, cine y arte, mucho se ha andado.

         El Parador Nacional de Mojácar de hoy es un edificio remodelado en los años 80 pero que no ha parado de crecer: salas de congresos o reuniones de empresas, bodas, acontecimientos familiares o sociales, presentaciones y un largo etc. que no han hecho olvidar, sin embargo, el espíritu por el que se fundó.

         La atención al viajero sigue la línea de lujo y confort de todos los Paradores. Situado al borde del mar, las vistas al Mediterráneo en todas sus dependencias le convierte en un lugar único.

         En el 2017 alojaron a 45.000 clientes: un 70% de ocupación lineal, de los cuales el 60% fueron visitantes nacionales y el 40% extranjeros.

         Cifras que esperan, debido al incremento de reservas que han ido registrando en los últimos años, sean superadas en este 2018.

         La presencia del Parador Nacional de Mojácar supone un pilar muy importante en el turismo de Mojácar y en su promoción. También supone un beneficio directo a los 46 empleados que se encargan de su buen funcionamiento.

         En su jornada de puertas abiertas, muchos vecinos y turistas alojados en él siguieron las explicaciones de los empleados del Parador que, desde las 12 de la mañana, fueron mostrando sus instalaciones y explicando a todos la historia de este emblemático establecimiento.

         Especial interés en dos de sus bienes más preciados: un cuadro original de César Manrique que preside el salón junto a su original chimenea y un armario de botica, policromado del SVIII.

         El recorrido finalizó en los jardines del Parador con un aperitivo donde se visionó un vídeo conmemorativo preparado por Paradores con motivo del aniversario.